Viajes Leontur Logo

EGIPTO | DONDE TODO COMIENZA

Iniciamos la entrada al blog de este mes con algo de nostalgia con este destino, pues es el último que se realizó antes de la pandemia En Febrero de 2020, aun así Egipto es un destino en el cual ya tenemos experiencia pues tuvimos una primera salida en Septiembre de 2018

Para esta semana, ya que el destino lo merece, vamos a indicaros una página web donde se incluyen visitas virtuales por los principales monumentos, y otros menos conocidos pues gracias a las autoridades egipcias junto con la colaboración de las misiones arqueológicas extranjeras que excavan allí, han desarrollado esta maravillosa iniciativa que desde Viajes Leontur queremos acercaros.

Altamente recomendable os animo a visitarlo pues Egipto es uno de los países que cuenta con una de las producciones virtuales más completas que hay; no solo me refiero a visitas de los distintos monumentos, sino también a recreaciones de la vida en el antiguo Egipto, otras como reconstrucciones de un rostro humano a través de los restos momificados encontrados y visitas en realidad virtual, todas ellas disponibles en Youtube, en definitiva, experiencias inolvidables y que de una u otra manera ya están marcando y marcaran en el futuro otra manera de conocer el destino, su historia y algunas de sus maravillas.

A continuación os dejamos el link desde donde podréis disfrutarlas: National Geographic Historia

Hablando de Egipto

Existen en el mundo ciertos destinos que no son como los demás, que transmiten unas emociones, una espiritualidad, un sentimiento muy particular. Me refiero a todas aquellas que han formado parte de la historia de la humanidad de una forma muy significativa y Egipto es uno de esos lugares pues con más de cinco mil años es la más larga y documentada del mundo.

Probablemente cuando el viajero piensa en el Antiguo Egipto, lo primero que se le viene a la mente son las pirámides y probablemente justo después los faraones, pero el Antiguo Egipto tiene una riqueza que va mucho más allá de estas consideraciones tan populares.

Fue una de las civilizaciones más exitosas, avanzadas y duraderas de la historia.

A la hora de visitar Egipto lo más habitual es realizar una estancia y visita en Cairo más un crucero por el Nilo viendo sus principales riquezas arquitectónicas.

Con ello se verían las 3 partes en las que se divide Egipto: Alto, Medio y Bajo Egipto

En el Antiguo Egipto el territorio estaba dividido en dos grandes regiones denominadas Alto Egipto y Bajo Egipto, tomando como referencia el curso del río Nilo. Estas regiones estaban subdivididas en nomos, gobernados por nomarcas. Alto Egipto se denomina a la zona sur del país, la que se extiende desde el sur de la antigua región de Menfis (cercana a El Cairo), hasta la primera catarata del río Nilo (en Asuán)., durante la época faraónica se la llamo tierra de la cebada, Egipto Medio (Heptanómida) fue una postrera subdivisión del Alto Egipto que comprendía desde el oasis de El Fayum hasta Asiut. Bajo Egipto la zona norte del país, y abarca desde el mar Mediterráneo al sur de El Cairo. Comprende la fértil región del delta del Nilo.

El Bajo Egipto era conocido como Ta-Mehu que significa «tierra del papiro».

Antes de que nuestros clientes inicien sus viajes “Exclusivos Leontur” se les obsequia con un completo dossier de información elaborado exclusivamente para ellos; de esta manera serán conocedores del país al que van y como hacer frente a las dudas y problemas que puedan surgir. La moneda, las telecomunicaciones, el visado, que ropa llevar, que consideraciones son necesarias para cada raza o religión, la vestimenta adecuada para cada ocasión etc. Por otro lado muchos de los problemas de salud que los viajeros tienen en este país se deben a cuestiones de higiene personal o cuidado de los alimentos y bebidas que consumen:

  • Mantener una buena higiene es clave para un viaje seguro. Lave sus manos con frecuencia: antes de consumir alimentos y después de regresar a su alojamiento
  • Al toser o estornudar, hágalo con un pañuelo desechable cubriendo su boca y nariz, nunca sobre sus manos
  • Cuidar los lugares dónde se compra comida, asegurar que la misma se conserve en buen estado y que la cocción sea completa.
  • No beber agua del grifo durante su permanencia, SIEMPRE agua embotellada y evitar los hielos en las bebidas
  • Durante su viaje seguramente se encuentre con animales ya sea en ciudades o en zonas no urbanas. No los toque, ni les de comida pueden llegar a ser peligrosos

En cuanto al clima, he de decir que este último grupo realizo su viaje en Febrero, las previsiones para esta época en cuanto al clima son de un invierno suave; pero aun así los clientes nos comentaron que sintieron frio en las noches tanto en el barco como en Cairo.

Por ello es importante no solo informarse bien sobre el clima sino también meter una o dos de esas prendas estándar que sirven para todo, el tiempo es impredecible y nunca sabes que te vas a encontrar.

Los españoles cuando visitamos Egipto tenemos que hacerlo con visado. Se trata de un trámite sencillo que podemos realizar al llegar al propio aeropuerto. Hay que pagar una tasa, presentar el pasaporte en vigor y en unos minutos ya estamos dentro del país.

Lo que compramos es el visado en sí mismo, que es una pequeña tarjeta. Esta tarjeta la tenemos que mantener con nosotros cuando vayamos a pasar los trámites de inmigración.

La llamada Visa on arrival tiene una vigencia máxima de 30 días.

Sin más dilación empezamos nuestra aventura.

Llegamos a Aswan gracias a un vuelo especial; es decir, realizamos primero el crucero por el Nilo, para terminar en Cairo. En 2018 también lo hicimos de esta forma, la única diferencia es que el vuelo especial llegaba a Luxor por lo que la ruta fue un poquito diferente.

Aswan, es uno de los lugares más bonitos del Egipto de los Faraones. Un lugar de suma importancia para los antiguos egipcios por varias razones. Fue durante siglos la frontera sur del imperio y límite de Nubia, la manera, en que los egipcios llamaban al África negra. Era el lugar en el que la navegación se interrumpía y para seguir hacia el sur había que echar pie a tierra y caminar hasta superar la zona de rápidos. Por eso era un importante puesto comercial (Suan –en egipcio antiguo- significa ‘centro de comercio’) que controlaba el tránsito entre Egipto y el País de Kush, primera de las tierras de Nubia. Pero también era un lugar en el que hay importantes afloramientos de granito y era una de las canteras de piedra más importantes del ‘Regalo del Nilo’.

Al día siguiente, De madrugada, realizamos la excursión a Abu Simbel en bus para visitar sus impresionantes templos de Ramsés II y su amada Nefertari.

De regreso a Aswan, hicimos la visita de la presa alta.

Continuamos hacia Kom Ombo, donde visitamos su templo situado en una plataforma rocosa en una curva del Nilo dedicado al dios de los Cocodrilos Sobek, con sus textos grabados. Posteriormente seguimos el Nilo entre bellos y exóticos paisajes hacia Edfú, cuyo origen está en las caravanas que partían hacia el oasis de Jarga, al oeste, a las minas del desierto oriental y a la costa del mar Rojo, al este.

El templo de Edfú es el mejor conservado de Egipto, y el segundo más grande después del de Karnak, dedicado al Dios Horus cuya construcción se inició en el 237 a.C. Horus Es uno de los dioses de la mitología egipcia, era el dios del cielo, de la caza y la guerra. Pero lo que marcó su importancia dentro del antiguo Egipto fue, que llegó a ser el promotor de su civilización.

Al día siguiente, iniciamos la visita del templo de Luxor, que dejo fascinados a todos. Templo dedicado al dios Amon-Ra donde destaca la Avda. de las Esfinges, el Obelisco con más de 25 metros de altura y las estatuas de Ramses II y la Naos.

Tras la visita del templo de Karnak, impresionante templo donde se han descubierto más de 18.000 estatuas que te darán una imagen de su grandeza. Nos dirigimos al Valle de los Reyes, donde nos maravillamos con el templo de Hasthshepsut y colosos de Memnón.

Con esto, nuestra pequeña travesía había llegado a su fin por lo que hicimos nuestro último almuerzo en el barco para trasladarnos al aeropuerto y tomar un vuelo con destino a Cairo.

He de puntualizar que en los dos viajes realizados, en ambos fuimos con pensión completa lo que facilito mucho el tiempo en las visitas, no había que pensar donde comer, por lo que se pudo disfrutar de las bellezas del entorno al máximo.

Con la llegada a Cairo descansamos en nuestro hotel el resto del día teníamos que coger fuerzas para descubrir los tesoros que nos aguardaban en la capital.

Y ya en Cairo, esperábamos con ansia el plato fuerte, Las mundialmente famosas pirámides de Gizeh y la Esfinge con entrada al recinto.

La Gran Pirámide de Gizeh es la más antigua de las siete maravillas del mundo, fue Construida alrededor del 2570 a.C. y a ojos de griegos y romanos las pirámides eran monumentos tan maravillosos como exóticos. El ingeniero Filón de Bizancio las describió como “montañas sobre montañas.”

Son el legado de los antiguos faraones que, 45 siglos después, siguen despertando admiración y que, sin duda alguna, su ubicación, es el lugar más visitado de Egipto.

En cuanto a la esfinge es uno de los grandes misterios de todos los tiempos y a lo largo de varios siglos han sido numerosas las especulaciones de los arqueólogos sobre su procedencia, su fecha de creación o su función. Se cree que fue creada alrededor del año 2.500 a.C. como parte del complejo funerario de Kefrén con la finalidad de convertirse en el guardián que protegiera su tumba.

A menudo se ha especulado sobre la desaparición de su nariz, visiblemente desgastada, culpando a Napoleón de su destrucción en la mayoría de las teorías.

Tras cientos de fotografías se dotó de Tiempo libre para seguir descubriendo esta fascinante ciudad llena de vida o realizar compras en el gran bazar de Khan el Khalili.

Para el sexto día realizamos una de las visitas más esperadas el museo Egipcio, donde se encuentra el tesoro de Tutankamon; la ciudadela de Saladino que es una de las fortificaciones medievales más importantes del mundo, con la mezquita de Mohamed Ali y el barrio Copto.

Saladino construyó la fortaleza, declarada Patrimonio de la Humanidad, como residencia real y para proteger la ciudad de los ataques de los Cruzados.

Su eficacia fue tal que hasta el siglo XIX fue usada como sede del gobierno egipcio. Dentro una de las visitas obligadas es la de la de la mezquita de Mohamed Ali que fue construida por el sultán Mohammed Ali Pasha, quien llegó al poder en 1805. Se le conoce como la Mezquita de Alabastro, ya que ese material predomina en la construcción de estilo barroco otomano y recuerda a Agia Sofia, en Estambul, ya que fue diseñada por el mismo ingeniero y he de añadir que es de una increíble belleza, tanto el interior como el exterior.

Nuestro viaje estaba llegando a su fin, todo lo que conocimos, todo lo que aprendimos, su historia y al fin y al cabo nuestra historia, la de la humanidad entera nos hizo regresar más conocedores del mundo; pues se ha de puntualizar que los guías locales egipcios son extremadamente expertos, muchos de ellos colaboran con museos o arqueólogos y hacen que empaparte de todo lo que te rodea sea bastante sencillo.

Contacta con Nosotros

Contacta con Nosotros

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies